Actuaciones recomendadas en instalaciones de suelo radiante de CYPECAD MEP

Al calcular instalaciones de suelo radiante en la pestaña “Climatización” de CYPECAD MEP, el usuario puede encontrarse con avisos y errores como los siguientes:

La longitud de tubería en el circuito (XXX.XX m) es superior a la máxima admisible (YYY.YY m).

La longitud de tubería del circuito (XXX.XX m) no debe superar el valor máximo recomendado (YYY.YY m) para que la pérdida de presión que genera no obligue a introducir una bomba de circulación (no habitual en viviendas).

No ha sido posible dimensionar el paso de forma que cumpla la condición de presión máxima de diseño (XXX Pa/m) para el caudal de cálculo. Puede seleccionar un diámetro mayor de tubería o reducir la potencia que debe cubrir el circuito para reducir el caudal.

Para el paso seleccionado, la pérdida de carga en el circuito, por metro de tubería (XXX.XX Pa/m), es superior a la máxima admisible (YYY Pa/m).

La temperatura media del suelo necesaria para calefactar el recinto (XX.XX ºC) es superior a la temperatura máxima permitida (29.00 ºC) según el apartado 4 de la norma UNE-EN 1264-2. Por este motivo, el suelo radiante no es suficiente para contrarrestar la carga térmica del recinto y se debe añadir a la instalación elementos terminales de apoyo (radiadores, paneles de chapa de acero, toalleros o emisores eléctricos).

La temperatura media del suelo necesaria para refrigerar el recinto (XX.XX ºC) es inferior a la temperatura mínima permitida (19.00 ºC). Por este motivo, el suelo radiante no es suficiente para contrarrestar la carga térmica del recinto y se debe añadir a la instalación elementos terminales de apoyo (fancoils o splits).

La densidad de flujo térmico alcanzada en el circuito, para las condiciones de cálculo seleccionadas (XX.XX W/m²), es superior a la densidad límite (YY.YY W/m²), determinada por la temperatura mínima permitida para la superficie del suelo (19.00ºC).

Estos avisos se refieren a comprobaciones muy variadas que realiza el programa sobre la instalación. Sin embargo, en muchos casos estos problemas están relacionados y su origen es común: si disponemos pocos circuitos o un solo circuito en recintos de gran tamaño o con carga excesiva, el programa trata de vencer la carga utilizando una mayor longitud de tubería, y un paso menor, lo que conlleva a una pérdida de carga mayor; además, se observa que es necesaria una temperatura superior o inferior al límite.

Por ello, para reducir la incidencia de errores como los mencionados, puede revisar la instalación de suelo radiante introducida en el programa siguiendo estas actuaciones recomendadas:

1. Reducción de la carga térmica del recinto

La potencia de las instalaciones de suelo radiante no es escalable por encima de un determinado valor impuesto por condiciones de confort y seguridad relativas a la temperatura superficial del suelo. Por tanto, existe un valor máximo de carga térmica que pueden cubrir. Si el recinto tiene un valor superior de carga térmica, y si desea cubrirla únicamente con la instalación de suelo radiante, deberá revisar dicho valor para intentar reducirlo.

Para ello, acuda al menú “Resultados”, “Mostrar resultados calculados”, pulsar sobre el recinto y examinar el “Listado de cargas térmicas” para obtener un desglose detallado de las cargas térmicas del recinto, y así actuar en consecuencia.

Entre las actuaciones posibles, puede modificar la transmitancia de los paramentos o huecos de la envolvente del recinto, así como modificar las condiciones interiores de cálculo del recinto (ocupación, ventilación, y otras cargas) desde las opciones disponibles en el menú de “Recintos”, “Descripción”.

2. Forzar la carga térmica del recinto

Si no desea introducir cambios en los elementos constructivos o en las condiciones interiores de cálculo del recinto, pero desea forzar el valor de carga térmica del recinto, puede hacerlo desde “Recintos”, “Descripción”, activando las casillas “Refrigeración” y “Calefacción” para imponer un determinado valor.

De esta forma, el programa ignora en el cálculo las condiciones de la envolvente y de la descripción del recinto y toma directamente los valores indicados en los campos que aparecen tras activar dichas casillas.

Esto puede servir para indicar al programa diferentes valores de cargas térmicas en el recinto con el objeto de verificar la capacidad de la instalación del suelo radiante para cubrir dichas cargas. Para ello, reduzca el valor en W o en W/m² hasta que, en el cálculo, el programa sea capaz de encontrar una solución.

3. Aumentar el número de circuitos en el recinto

Se recomienda utilizar más de un circuito de suelo radiante en recintos con cierto tamaño. Esto reduce las incidencias relacionadas con la longitud del circuito y otros problemas asociados.

Para ello, en primer lugar, desde el menú “Instalación”, “Sistemas radiantes de climatización. Suelo radiante”, utilice la opción “Nueva zona” para dibujar zonas de suelo radiante en el recinto. Dependiendo del tipo de suelo radiante elegido, estas zonas pueden ser más o menos grandes. Puede utilizar un valor orientativo de 8 a 10 metros cuadrados por zona.

De esta forma, al introducir los circuitos, el programa leerá la geometría de la zona en lugar de la geometría del recinto, por lo que podrá introducir más de un circuito en el recinto.

4. Modificación del tamaño de los circuitos

La opción “Zona” descrita anteriormente permite también modificar la geometría de los circuitos en cualquier situación, incluyendo el caso de que sólo disponga un solo circuito en el recinto. La modificación de la geometría de la zona puede reducir la superficie cubierta por el circuito de suelo radiante, y por tanto, su longitud.

5. Edición de la tipología del suelo radiante

La tipología del suelo radiante introducido puede modificarse desde “Recintos”, “Descipción”, “Revestimiento del suelo”, pulsando sobre el recinto y editando después el apartado de “Suelo radiante”.

Cada una de las tipologías disponibles (“Convencional“, “De baja altura“, “Industrial y terciario“) tiene asociadas características diferentes en el cálculo que permiten ajustarse a distintas situaciones de proyecto. Revise si la tipología seleccionada se ajusta a la situación deseada.

6. Edición del diámetro del tubo

Utilizando la opción anterior, puede también examinar las gamas de materiales ofrecidas por los diferentes fabricantes disponibles. Entre las opciones mostradas, puede modificar el “Diámetro” del “Tubo” del suelo radiante seleccionado. El diámetro del tubo está relacionado con la pérdida de presión calculada en el circuito.

Cada tipo de sistema y cada fabricante ofrece diámetros diferentes para el tubo, por lo que puede revisar la información de varios de ellos hasta encontrar el que encuentre conveniente.

7. Edición del pavimento

Puede valorar también la modificación del pavimento introducido, ya que afecta a la densidad de flujo térmico calculado, y ésta debe ser menor a la densidad límite considerada por el programa, lo cual puede ser también motivo de errores.

Para ello, desde el menú “Recintos”, seleccione la opción “Revestimiento del suelo” y pulse sobre el recinto. Después, edite el apartado “Pavimento“. El programa ofrece distintas familias de soluciones del Generador de Precios (“Laminado”, “De madera”, “Gres”…) que puede utilizar en el proyecto, modificando así las condiciones de cálculo.

8. Utilización de equipos auxiliares o de apoyo

Si ha efectuado la revisión de los puntos mencionados anteriormente, puede encontrarse en la situación de que no es posible cubrir las cargas térmicas del recinto utilizando únicamente la instalación del suelo radiante. En ese caso, la temperatura alcanzada en el recinto no será la de confort.

Si esta se trata de una situación no deseada, puede complementar la instalación de suelo radiante utilizando otros equipos auxiliares o de apoyo que permitan cubrir todas las cargas. Entre estos equipos, considere los siguientes:

  1. Radiadores, paneles de chapa de acero, toalleros y emisores eléctricos (“Instalación”, “Calderas y emisores para calefacción”).
  2. Fancoils (“Instalación”, “Unidades no autónomas para climatización”,
  3. Splits y multisplits (“Instalación”, “Sistemas de expansión directa”)
  4. Unidades de tratamiento de aire (“Instalación”, “Unidades de tratamiento de aire”).
  5. Sistemas VRV/VRF (“Instalación”, “Sistemas de caudal de refrigerante variable”).

El programa realiza el cálculo del suelo radiante ignorando la existencia de otros sistemas, por lo que puede disponerlos en el mismo modelo.